Oxígeno médico u oxígeno facial

La oxigenoterapia facial es un tratamiento especialmente recomendado para aquellas personas que tienen una piel sin brillo ni luminosidad, aplicable también a cualquier persona que desee mejorar estas características de su piel.

El oxígeno médico aplicado en este tratamiento logra dar brillo y luminosidad a la piel impulsando y promoviendo la oxigenación de la epidermis a través de las distintas sesiones, favoreciendo la renovación de la piel.

El tratamiento de oxigenación facial consiste en:

  • Limpieza de la piel: se realiza una microdermoabrasión ligera para renovar las capas superiores de la epidermis.
  • Concentrado oxigenante para reponer el oxígeno que ha perdido la piel.
  • Hidratación personalizada tras el uso del concentrado o de la mascarilla oxigenante facial.

Gracias a los tratamientos de oxígeno para la cara se consigue eliminar la capa de células muertas de la piel, limpiando y purificando la epidermis en profundidad.

Cada sesión dura 75 minutos aproximadamente. Se aconseja entre seis y doce sesiones, dependiendo de lo dañada esté tu piel.

Los resultados se obtienen de forma inmediata, pudiéndose apreciar una gran mejoría en luminosidad, suavidad e hidratación de la piel.

La oxigenoterapia facial también ayuda a retrasar el envejecimiento, estimular la producción de colágeno y la microcirculación, activar el sistema inmunológico y linfático y suprimir los daños producidos por los radicales libres, entre otros muchos beneficios.



Comments are Closed