Micropigmentación estética avanzada

La micropigmentación es un tratamiento estético facial que consiste en introducir gránulos de pigmento en la dermis mediante agujas muy finas conectadas a un aparato llamado dermógrafo, que imprime a éstas un movimiento de vaivén logrando así depositar las partículas de color.

La micropigmentación también se conoce como maquillaje permanente o semipermanente. Se aplica con la tecnología más avanzada, haciendo uso de pigmentos naturales de la máxima calidad para conseguir un resultado perfecto. Es perfectamente posible realizarla en todo tipo de pieles, incluso en las más sensibles.

En la micropigmentación se usa una gama de colores muy naturales, según el tono de la piel, permitiendo unificar el color en caso de despigmentación de la piel.

El tratamiento consta de tres fases:

  1. Prueba de visagismo para ver los efectos del tratamiento facial antes de realizarlo
  2. Sesión de micropigmentación
  3. Repaso de la sesión de micropigmentación

Tras aplicar el tratamiento facial de micropigmentación se suele producir una pequeña inflamación de la zona tratada, iniciándose el proceso de cicatrización de la misma.

Varios días después de haberse realizado la micropigmentación, la epidermis se repara sola, remodelándose el colágeno de la dermis y redistribuyéndose las partículas de pigmento. La costra de la cicatriz desaparece y el tono de coloración se reduce.

Una vez reparada completamente de la epidermis, los gránulos de pigmento aplicado se distribuyen entre las fibras de colágeno y en torno a los capilares, mostrándose el color aplicado con su tonalidad definitiva.



Comments are Closed